Ventajas de estudiar en una universidad privada

POR: GLADYS YESENIA CHIM DÍAZ

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

Elegir entre una universidad privada o pública suele ser una decisión difícil, principalmente por el compromiso que representa el pago puntual de las colegiaturas; no obstante, es una inversión que vale la pena y puede ser clave para tu desarrollo profesional.

Los trámites para ingresar a una universidad privada son más accesibles que los de las instituciones públicas, lo cual permite tener una matrícula mejor organizada y al final se forman buenos grupos, grupos reducidos, pero con gran potencial.

Una de las principales ventajas es que los grupos son reducidos, así que al estudiar en una institución particular tendrás una atención personalizada de tus profesores y el proceso de enseñanza-aprendizaje será más fácil. Un grupo pequeño representa la oportunidad de intercambiar ideas con varias personas al mismo tiempo, mientras que en los grupos grandes se vuelven discusiones interminables. Un grupo formal y cuidadosamente construido ayuda a los estudiantes a aprender a trabajar duro y en equipo en un ambiente seguro y estimulante.

Las instituciones privadas tienen relaciones y convenios con empresas del sector público y privado para que los alumnos realicen sus prácticas profesionales, servicio social e incluso cuentan con amplia cartera de trabajo, por lo cual sus estudiantes tienen mayor posibilidad de ingresar al campo laboral antes de graduarse,

Las universidades privadas fomentan en sus estudiantes una mejor visión del emprendimiento empresarial.

A lo largo de los años las escuelas privadas se han ganado un mayor respeto y reconocimiento, al mismo tiempo que fortalecen su excelencia académica, por lo que han ido posicionándose en los primeros lugares de los rankings nacionales, lo cual es tomado en cuenta por las empresas a la hora de hacer contrataciones para puestos importantes.

Otra ventaja de las escuelas privadas es que además de las becas oficiales que otorga la Secretaría de Educación Pública (SEP), ofrecen apoyos académicos y convenios para hacer más accesible la educación.

Las escuelas privadas son un buen lugar para hacer relaciones, lo cual será clave para tu desarrollo profesional.

Aunque las escuelas privadas son más costosas que las de gobierno, bien vale la pena hacer un esfuerzo, pues con tu inversión tendrás varios puntos a tu favor; sin embargo, es necesario que antes de tomar una decisión investigues sobre la universidad a la que ingresarás, ya que no todas las instituciones privadas son sinónimo de calidad educativa. Es recomendable investigar sobre la reputación de la escuela e incluso visitar el portal de la SEP y corroborar si cuenta con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE), para constatar que los programas de estudio que ofrece la universidad están incorporados a la SEP.

YC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *