Cinco libros clásicos para abogados

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

El alma de la toga (Ángel Ossorio)

Es una obra que ha leído la mayoría de quienes se decidieron por la abogacía. Como clásico de la literatura jurídica, publicado en 1920, sus reflexiones sobre ser abogado, ejercer la profesión, qué es la justicia, la moral, sensibilidad e independencia del abogado no pierden vigencia. Una obra llena de principios.

Teoría constitucional e instituciones políticas (Vladimiro Naranjo)

El texto del recordado y admirado Vladimiro Naranjo pone al estudiante en contacto con la teoría constitucional de la forma más didáctica posible. Teoría del Estado, teoría de la Constitución y la aplicación de la teoría constitucional a través de las instituciones políticas tienen un desarrollo muy útil para comprender como se estructuró el derecho constitucional moderno.

El derecho de los jueces (Diego López)

Esta obra ayuda a entender el papel contemporáneo que tiene el derecho de origen judicial en la interpretación de la Constitución Política y en la jurisdicción de tutela. Un soporte fundamental para el juez, el litigante y el estudiante que tenga dificultades para entender y manejar la jurisprudencia.

Obligaciones (Fernando Hinestrosa)

La vasta obra del maestro Fernando Hinestrosa ofrece conceptos jurídicos en torno del derecho de obligaciones y sus fuentes. Imprescindible teorización de aspectos como las modificaciones de la situación jurídica, la adquisición y pérdida de derechos, la legitimación por apariencia, la adquisición derivada, el título traslaticio.

Derecho Penal (Fernando Velásquez Velásquez)

Indispensable para comprender la teoría del delito en Colombia y la base académica para el desarrollo de cualquier caso penal en el país. Sus precisiones terminológicas arrancan desde el concepto del delito y ofrecen un recorrido histórico de su evolución.

YC

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *