Aprende a ser organizado

Sigue estos sencillos consejos para dividir tu tiempo y cumplir con todas tus obligaciones escolares

GLADYS YESENIA CHIM DÍAZ

En la universidad se adquieren mayores compromisos y responsabilidades, que aunado a las actividades escolares suelen ser una carga pesada para los estudiantes, pero ello no significa que no puedas cumplir con todo, es cuestión de organización.

Para salir a flote con las tareas, trabajos en equipo, investigaciones y exámenes sin morir en el intento, sólo necesitas dividir tu tiempo y aprender a ser más organizado.

Por ningún motivo te confíes de tu buena memoria, recuerda que con el estrés o presión puede fallarte, así que es recomendable que siempre tengas como aliada una agenda, para que no se te pase nada. No obstante, necesitas hacer una especie de planeación semanal en la que anotes todos los compromisos, fechas de exámenes y entregas de trabajo y todas las cosas importantes que debas de hacer, lo cual te ayudará a organizarte para cumplir con todo.

Tener en orden tus apuntes te permitirá ser más organizado y encontrar lo que necesitas a la hora de estudiar o hacer algún trabajo, además de que no perderás tiempo pidiéndole a alguno de tus compañeros sus cuadernos. Evita mezclar la información de las materias y eso no significa que tengas que usar miles de cuadernos, pues basta con ayudarte de separadores o dividir las hojas para cada asignatura. Si eres de los que guarda todo en la computadora, una recomendación es hacer carpetas y meter cada archivo en su lugar.

Destina una hora específica del día para realizar tus tareas y repasos, no importa si te vez en la necesidad de ajustar los horarios, lo que necesitas es que se vuelva un hábito, para que no agarres tus cuadernos y libros únicamente cuando tengas exámenes.

Seguramente has escuchado el dicho que dice “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” y es que es sumamente importante aprovechar cualquier tiempo libre para adelantar algún trabajo o repaso. No importa si aún faltan días para entregar el trabajo, si lo dejas para el último momento puede que se acumule con nuevos encargos y terminarás haciendo todo a la carrera, sin dar lo mejor de ti. Por otra parte, si repasas con tiempo tus apuntes, la semana de exámenes será menos tensa y sólo tendrás que leer una vez más, además, en caso de tener dudas tendrás oportunidad de resolverlas previamente, preguntándoles a tus maestros o pidiéndole ayuda a algún compañero.

Parte de la organización también implica llegar a tiempo y ser constante en la escuela. Llega puntual a tus clases para no perderte ninguno de los temas y que a la hora de los exámenes no tengas que lamentarte y decir “esta parte es la que no alcancé” o “esto lo vieron el día que no vine”.

Siguiendo estos sencillos consejos seguramente tendrás un mejor rendimiento escolar, producto de tu buena organización.

GYCD

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *