Cancún, víctima de la voracidad

En los últimos años, la ambición de inversionistas le ha ocasionado daños irreversibles a los ecosistemas de este destino

POR: GLADYS YESENIA CHIM DÍAZ

Cancún es una ciudad que cuenta con grandes bellezas naturales, pero que lamentablemente ha sido víctima de la voracidad.

Con el paso de los años, inversionistas, arropados por las deficiencias en el actuar de las autoridades, han ocasionado un grave daño al medio ambiente, afectaciones irreversibles que hoy parecen cobrar factura.

Y es que los efectos del cambio climático comienzan a ser más evidentes en este paraíso que ha sido castigado con construcciones en la duna costera, devastación del mangle y reducción de la selva por alteración del uso del suelo, tal parece que el ecocidio es práctica común en esta región.

Diversos proyectos de inmuebles en la región, han sido casos sonados por sus irregularidades en el tema ambiental, donde dependencias federales han hecho poco o nada y las autoridades parecen actuar con tibieza para llamar la atención a los responsables.

El ecocidio en Malecón Tajamar, donde fueron devastadas más de 40 hectáreas de selva y mangle, puso a Cancún en la mira de organizaciones mundiales que se sumaron a la defensa de la flora y fauna del lugar. En este caso en particular, se lograron avances significativos en el campo judicial, con determinaciones que, en pro del medio ambiente, están logrando frenar la desmedida devastación del medio ambente; no obstante, aún no se puede cantar victoria pues todavía queda mucho por hacer.

Tanto ciudadanos independientes, como organizaciones y el foro de abogados defensores de derechos ambientales de la región, han mostrado que la unión hace la fuerza y que como sociedad tenemos el deber de velar por nuestros ecosistemas. Involucrarnos en el cuidado de nuestro planeta es algo que en la actualidad se nos demanda y lo que marcará la diferencia entre actuar o ser simple observadores.

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

 

GYCD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *