Consejos para hacer tarjetas de presentación de abogados

POR: GLADYS YESENIA CHIM DÍAZ

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

Las redes sociales se han convertido en uno de los medios principales para captar clientes, sin importar cuál sea el producto o servicio que se ofrece; no obstante, para la asesoría jurídica la tarjeta de presentación sigue jugando un papel muy importante.

Un abogado no sólo rastrea clientes a través de Facebook o Twitter, sino en su círculo social y el medio en el que se desenvuelve. Imagínate que estás en un juzgado, haciendo alguna diligencia y alguien te pide información sobre tus servicios, no le dirás que te busque en Facebook o que visite tu página web, lo más formal es que le proporciones una tarjeta de presentación.

La tarjeta de presentación, como su nombre lo dice es la manera en la que te presentas ante un cliente y dice mucho de ti. De nada sirve que vistas de la forma adecuada y que tengas grandes títulos, si tu tarjeta deja mucho que desear.

Aunque no quieras invertir demasiado en tus tarjetas de presentación es importante que prestes atención en el tema y te esmeres por hacer un buen diseño y que la impresión sea de buena calidad.

Ya sea que contrates a un profesional o que tú mismo hagas el diseño, es importante que tomes en cuenta lo siguiente:

1.-LA LETRA

Opta por un tipo de letra legible, agradable para la vista, que no canse ni satura y que sea fácil de entender. Algunos tipos de letras recomendables son arial, calibri, times new roman, century gothic, en tamaños de letra 9 a 12.

2.-EL COLOR Y TAMAÑO

Recuerda que eres un abogado, no un diseñador, artista o comunicador, así que no tienes que demostrar tu creatividad, pues tus clientes buscan que seas profesional, serio, sobrio, responsable, así que evita diseños con colores chillantes y tampoco satures tu tarjeta con más de tres colores.

De ser posible utiliza los mismos colores de tu logotipo. En cuanto al tamaño, utiliza el standard de tarjeta de presentación (85mm x 55mm), las tarjetas de presentación con tamaños más pequeños suelen extraviarse y las más grandes no suelen poder guardarse en las carteras o bolsillos de las personas, así que evítalas.

Utiliza un tipo de papel texturizado o más grueso que el papel normal de tarjeta de presentación, lo hará agradable al tacto.

3.-INFORMACIÓN

Recuerda que se trata de tu tarjeta de presentación, no de una autobiografía, currículum o historia de tus logros. Lo importante es proporcionar la información necesaria para que tus clientes sepan tu nombre, cómo contactarte y qué tipo de derecho litigas. No necesitas nada más.

4.-PALABRAS QUE NO DEBES USAR

Evita usar abreviaciones como Lic, Mtro, Dr, ya que pueden confundir a tu prospecto de cliente. No se trata de quitarle mérito a tus logros y posgrados, sino de dejarle todo en claro a tu cliente, así que debajo de tu nombre opta por usar la palabra Abogado. Posteriormente habrá oportunidad para que les platiques a tus clientes de tus grados académicos.

5.-LOGOTIPO

Antes de imprimir es importante revisar tu logotipo, ¿realmente da a entender que eres un abogado?, ¿es demasiado colorido?, ¿se puede leer las letras que tiene o está muy pixeleado?, utiliza un logotipo que sea sencillo, fácil de recordar y que vaya de acuerdo a tu profesión.

YC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *