¿Trabajar o no durante la carrera?

POR: GLADYS YESENIA CHIM DÍAZ

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

Cuando estás estudiando la carrera, muchas veces entras en conflicto respecto al tema de trabajar y estudiar a la vez, ya que por una parte quieres estar enfocado al 100 por ciento en tus estudios y por el otro tienes hambre de experiencia.

Independientemente de si tienes o no la necesidad de trabajar para costear tus estudios, pensar en involucrarte en el campo laboral no es una idea descabellada, sino por el contrario, tendrás puntos a tu favor, ya que las necesidades de las empresas hoy en día no se reducen a únicamente contratar gente con cargos académicos, sino con experiencia. Si bien es cierto que las empresas dan oportunidad a personas recién egresadas, lo que es un hecho es que buscan gente que no sólo tenga la teoría, sino también la práctica.

Aunque trabajar y estudiar no es una tarea nada fácil, con organización y planeando tu día a día, puedes hacerlo sin descuidar ni el trabajo ni la escuela. Lo que sí es recomendable es que busques un trabajo que se enfoque a tu perfil profesional, pues de lo contrario la experiencia no te funcionará en tu currículum. Recuerda que como experiencia laboral debes contar únicamente los trabajos enfocados a las áreas relacionadas con la carrera que estudiaste.

Irte involucrando en el campo laboral cuando eres estudiante te será de mucha utilidad, ya que en el trabajo se te presentarán problemas o dudas que al ser resueltos te permitirán comprender mejor los temas vistos en clases. En muchos ejercicios de clase, se nos plantean conflictos relacionados con determinados temas, que al ser ajenos a nuestra realidad, pueden complicar su comprensión, por lo que trabajar en el área sería un plus.

Pero no todo es color de rosa al trabajar. El que tengas un buen trabajo y hayas escalado puestos no debe alejarte de tu objetivo principal, pues muchos al sentir que ya tienen el trabajo e ingresos que querían, dejan a medias su carrera, al creer que ya no es importante. Por otro lado, hay quienes al tener una carga más pesada en el trabajo, bajan su rendimiento escolar y eso no es lo que quieres, ya que al final se verá registrado en tu historial académico.

Por lo anterior es recomendable hacer una balanza y tener un equilibrio al combinar trabajo y estudio y en el momento en el que detectemos que esa balanza comienza a inclinarse hacia algún lado hay que tomar cartas en el asunto para que las cosas no se salgan de control.

Nunca olvides que tu meta principal es concluir tus estudios, los cuales te abrirán muchas puertas, junto con la experiencia que adquieras a lo largo de tu carrera.

En nuestro siguiente artículos te daremos consejos para estudiar y trabajar.

YC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *