Consejos para estudiar y trabajar 

“ESTA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR HACE CONSTAR QUE LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTA, O CUALQUIER OTRA CONTRIBUCIÓN PUBLICADA MEDIANTE ESTE MEDIO DIGITAL, SON RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTAN SU POSTURA. EL ESPACIO QUE BRINDAMOS A LOS AUTORES REPRESENTA UN FORO EN DONDE LA RETROALIMENTACIÓN EN LA PLURALIDAD DE IDEAS, CONSTITUYE SU BASE PRIMORDIAL.”

Organízate

Lo primero que tienes que hacer es organizar tu tiempo y distribuir adecuadamente tu carga académica. No te satures, elige las materias fundamentales y asegúrate que los horarios no te impidan cumplir con tus obligaciones en el trabajo. No te comprometas de más, así que evita cursar materias extracurriculares, ya que éstas demandan tiempo.

Aplica nuevas estrategias de estudio

De la misma forma que organizaste tus horarios, debes planificar tus horas de estudio para que rindan al máximo. El primer consejo es que intentes no faltar mucho a clase, sino luego te será más difícil ponerte al día. También es recomendable que tomes apuntes y a la hora de estudiar utilices estrategias, como resúmenes y mapas mentales.

Habla claro en el trabajo y con tus profesores

Es importante que tus jefes estén al tanto de tu situación, para que puedan tener las consideraciones correspondientes. Recuerda que la ley estipula días de licencia por estudio obligatorios, y muchas empresas están cada vez más afines a la flexibilidad horaria. De igual forma que hablaste en el trabajo, también puedes poner en aviso a tus docentes de tu situación. Tampoco está demás hablar con tus compañeros; después de todo serán ellos quienes tengan que pasarte apuntes cuando faltes a clase.

Cuida tu salud

Estudiar y trabajar al mismo tiempo puede resultar sumamente desgastante, por lo que es fundamental que cuides más que nunca tu salud. Duerme al menos 7 u 8 horas al día, aliméntate de forma saludable para que tu cerebro funcione mejor y no te olvides de tomarte tiempos de relax para descansar y distenderte.

Busca aliados

Rodéate de compañeros de la escuela que puedan ayudarte a estudiar, a tener al día tus apuntes y con los que te puedas apoyar. Nunca está de más tener un buen equipo.

YC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *